lunes, 2 de febrero de 2015

GILES LYTTON STRACHEY


EL AUTOR Y OTROS TEMAS
Por Antonio Rey


(nLondres, 1 de marzo de 1880mHam, Wiltshire, 21 de enero de 1932)

Historiador, crítico literario, y alma del grupo de Bloomsbury, cuya prosa de estilo irónico y su ruptura con el pasado victoriano ayudaron a definir el modernismo literario Inglés.

Su padre fue el general Richard Strachey, teniente general del ejército colonial, y su madre Jane Maria Grant, una activa sufragista y ambos fueron influencias importantes en el joven Lytton, aunque fue el undécimo de trece (!!) hermanos. Cursó estudios en Cambridge, en el famoso Trinity College (1899-1905)especializándose en literatura francesa, y allí participó en el grupo intelectual Los Apóstoles, que funcionaba como una sociedad secreta, y donde conoció a algunos del, más tarde, llamado grupo de Bloomsbury, y donde además intimó con los filósofos George Edward Moore y Bertrand Russell, el economista John Maynard Keynes y el editor Leonard WoolfAllí conoció igualmente, a su gran amiga, la pintora Dora Carrington*, que se enamoró de él pese a que Lytton no podía corresponderle a causa de su homosexualidad, y al escritor Gerald Brenan, que también tuvo relaciones amorosas con la Carrington.

En los cinco años posteriores a su salida de Cambridge, vivió con su familia y cerca de Virginia Stephen (más tarde Virginia Woolf) y su hermana Vanessa. En 1910 conoció a Henry Lamb, objeto de uno de sus enamoramientos frecuentes, y a Lady Ottoline Morrell, la protectora de DH Lawrence y muchos otros escritores modernistas.




La Primera Guerra Mundial comenzó poco después del regreso de Strachey de una gira por Francia e Italia, y pacifista como era, fue declarado pintorescamente inútil para el servicio militar. Por aquel entonces ejercía la crítica literaria en The Spectator, y se fue decantando por el genero biográfico, del que llegaría a ser un maestro y del que se valió para satirizar, especialmente, la moral hipócrita y las conductas intolerantes de la Inglaterra victoriana. Su libro más importante y que le dio gran celebridad es Victorianos eminentes (1918) que presentando cuatro historias breves  transmite la sensación de una ruptura con el pasado que fue compartida por amigos y contemporáneos modernistas de Strachey.

De todas maneras, su obra maestra del género es La Reina Victoria (1921) su segundo trabajo biográfico. Posteriormente escribió Elizabeth y Essex (1928) muy influenciada por el psicoanálisis, pues no hay que olvidar que su hermano James fue el editor general de la todavía edición estándar de las obras de Freud. También dejó un colección de ensayos biográficos titulada Retratos en miniatura (1931) y muchos ensayos críticos sobre literatura.

La vida personal de Strachey se caracterizó por la misma irreverencia y no convencionalidad que marcaron su prosa. En 1917, se mudó a una casa en Tidmarsh con la pintora Dora Carrington. Un año más tarde, conoció y se enamoró de Ralph Partridge, un distinguido veterano de guerra, que se casó con Carrington en 1921 con el fin de mantener el triángulo amoroso con Strachey. Esta peculiar relación de Strachey con la pintora duró para el resto de su vida, y se ha convertido en familiar a través de la biografía de Michael Holroyd y la película “Carrington” de Christopher Hampton en 1995.

A principios de 1931 empezó a padecer algo que terminó siendo cáncer de estómago y que le provocó la muerte el 21 de enero de 1932. Carrington, no pudo superar esta desgracia y se suicidó de un disparo dos meses después de tratar de asfixiarse en el coche. Partridge pudo intervenir en el primer intento pero no pudo salvarla del segundo. Simplemente, no podía vivir sin Stratchey, a quien amaba profundamente.


* Conocida como "Carrington". No confundir con Leonora Carrington 



LA REINA VICTORIA Y LA MEDICINA.



La anestesia. 

La primera vez que se llevó a cabo una amputación sin dolor con éxito fue el 21 de diciembre de 1846 por Robert Liston, y fue la primera operación quirúrgica indolora efectuada en Europa. La noticia corrió como la pólvora por toda Europa.

No se atrevían a probarlo en partos, pues quedaba la duda de si la anestesia sólo pararía los dolores o también las contracciones.

En Inglaterra y Escocia hubo una fuerte polémica en torno a la anestesia por cloroformo aplicada al parto, hasta que el 7 de abril de 1853 llegó de Londres una noticia extraordinaria y sensacional. La Reina Victoria, la gran reina del siglo, había dado a luz en su palacio de Buckingham de Londres a su cuarto hijo, el príncipe Leopoldo, duque de Albany. El parto en sí mismo no era lo que daba a la noticia el carácter de extraordinaria. Éste se basaba, más bien, en una nota adicional que ni siquiera figuraba en todos los comunicados. Decía que John Snow, el primer «médico especialista en anestesia» de Londres, había cloroformizado a la reina durante el parto, por expreso deseo de ésta y del príncipe consorte. El alumbramiento resultó indoloro y sin que se registrara el más leve trastorno.

El 14 de abril de 1857 la reina Victoria tuvo su hija Beatriz de Gran Bretaña, una vez más, con cloroformo. El médico fue el mismo John Snow.



La hemofilia.

A finales del siglo XIX la hemofilia se conocía como “La Enfermedad Real” ya que afectó a las Casas Reales de Inglaterra, Prusia, España y Rusia.
La patología hizo su aparición en un hijo y tres nietos de la Reina Victoria de Gran Bretaña (1819-1901), y el gen mutado se distribuyó entre las familias reales europeas durante el siglo XIX y principios del XX influyendo en cierta manera, sobre todo en España.